Filtros

HISTORIA Y BENEFICIOS DEL JABÓN DE CASTILLA

miércoles, 20 de enero de 2021

Producido en todo lo que fue la “Corona de Castilla” – España, de allí su nombre, este delicado Jabón se confecciona pura y exclusivamente a base de ACEITE DE OLIVA, por eso no debe confundirse con el de Marsella que se hace con todo tipo de aceites vegetales

Su origen tiene larga data. Nació en la llamada “Corona de Castilla” que abarcó gran parte del territorio de la actual España durante el periodo que fue desde el año 1230 al 1715, incluyendo el reinado de Isabel la Católica y su marido Fernando durante el cual se descubrió América.También incluyó parte de los territorios del norte de África en algún momento.

A lo largo de todo ese tiempo el Jabón de Castilla supo ser exportado a diferentes zonas de Europa y América y reconocido por su calidad y beneficios.

En la actualidad este particular jabón se produce en toda España y su fórmula ha sabido traspasar las fronteras. Tiene la capacidad de limpiar en profundidad, nutrir y proteger las pieles más sensibles, así como contribuir a una rápida cicatrización de heridas por su alto poder regenerador.

De aspecto sencillo, de color blanco y no verde como se podría pensar, sin fragancia adicional mas allá del que se puede reconocer como “aroma a Jabón”, genera al contacto de la piel y el agua una suave espuma delicada no muy abundante. Es un jabón que tiene la belleza de lo natural, original y artesano que deja en la piel una rica sensación de frescura e hidratación.

En Olivares de Casupá confeccionamos nuestro jabón de Castilla siguiendo la formula tradicional centenaria y utilizamos como insumo nuestro aceite de oliva extra virgen de primerísima calidad. Se producen en pequeñas cantidades y se dejan estacionar 8 semanas siendo cortados cuidadosamente a mano uno a uno. Le invitamos a probarlo y regalar a su piel un baño delicioso.

top